Marcos Fernández, Biólogo. Nº colegiado: 20176-A

Formación

Grado en Biología. (2009-2014)- Universidad de Oviedo

Grado Superior en Dietética y Nutrición (2013- 2015)

Master en Nutrición Deportiva (2014-2015)- Universidad de Cádiz


Formación complementaria

Curso Herbodietética y Homeopatía (Diciembre 2014)

Curso de Técnico en Intolerancias Alimentarias (Mayo 2015)

III Seminario nuevas tendencias fitness y salud (Abril 2015)


Siempre he sido un apasionado del deporte. Desde pequeño mostraba mi interés por él, y más en concreto el baloncesto.

Tal era mi pasión que a punto estuve de cursar INEF como carrera una vez finalizado el instituto, pero por circunstancias de la vida acabé estudiando Biología.  A priori nada que ver, aunque luego fue la clave de todo.

Durante esta etapa, debido a la exigencia máxima en cuanto a tiempo, tuve que renunciar al baloncesto. Aquel primer año, sin practicar deporte, me hizo reflexionar. Y fue en verano de 2010 cuando empecé con la otra gran modalidad que también me engancharía: el gimnasio.

Desde entonces y hasta 2013 compaginé estudios con el gimnasio, e incluso durante los años 2012 y 2013 incluí también de nuevo el baloncesto. Sin embargo, aun sacando Biología año a año, no era capaz de vislumbrar qué me depararía el futuro ya que no era una carrera que me animara a seguir por ese camino. Ese mismo 2013 fue mi salvación, ya que cursé la asignatura que me iluminaría el camino: la nutrición.

Y así empecé. Finalicé Biología, el grado superior en Dietética y Nutrición, y posteriormente un Máster de Nutrición Deportiva, junto con mis primeras prácticas en tienda haciendo ya dietas para deportistas.

Y cuando todo parecía ir sobre ruedas, la cosa aún se puso mucho más interesante, ya que apareció ante mí una posibilidad con la que nunca había contado, pero sin embargo lo cambió todo: los test de intolerancia alimenticia.

He de decir que era realmente escéptico respecto a ellos; no era algo que me otorgara confianza.  Sin embargo, el haber aceptado conocer su funcionamiento desde dentro y entender toda la información que de éstos se puede obtener…

¡Ha sido una de las mejores decisiones de mi vida!

Tras un año de experiencia con este método no podría estar más que orgulloso de la cantidad de personas a las que este test les ha cambiado la vida.

Ahora mismo esta es mi historia: compaginar tanto los test de intolerancia como las dietas por distintos puntos del norte de España, y seguir aprendiendo constantemente e intentando ser mejor profesional cada día. Y lo mejor de todo: que de mis conocimientos y experiencias la gente pueda beneficiarse lo máximo posible.

MARCOS FERNÁNDEZ